¿Cómo proteger la innovación y el conocimiento en las empresas?

No basta con hacer una apuesta por la innovación. Cuando una empresa genera conocimiento valioso debe ponderar su importancia y encontrar el método más eficiente de proteger aquello que puede resultar en una ventaja competitiva sobre el resto de organizaciones. Existen diversos modos de protección de las innovaciones: patentes, registros, contratos o acuerdos privados, etc.

De los responsables de la empresa depende la elección de cuál de ellos es el más adecuado para su caso concreto. Pero en este sentido, la peor estrategia es la carencia de una política clara. Por eso sorprende la poca importancia que en el conjunto de empresas de Bizkaia se le otorga a la protección de la innovación y el conocimiento.

Según datos de Norabidea, encuesta sobre la importancia de la innovación en las empresas de Bizkaia realizada por la DFB, Barrixe (Observatorio de la Innovación de Bizkaia) y la Cámara de Comercio de Bilbao, la mayoría de las empresas de Bizkaia opta por no proteger sus innovaciones, ideas o conocimientos.

Así, nos encontramos con que tan solo el 24,2% de las empresas de Bizkaia emplean algún procedimiento de protección. En estos casos, el registro de marca de fábrica o comercial es el procedimiento más recurrente (16,0%).

De hecho, la distancia de este frente al resto de métodos de protección del conocimiento es significativa, el segundo más empleado es la patente de modelo de utilidad industrial, con un 5,2% de los casos.

Existen tres variables que inciden claramente en la mayor presencia de empresas que dicen proteger sus conocimientos. Por un lado, la participación en acciones de innovación y por otro, el tamaño de empresa ya que, a partir de los 20 empleados, el volumen de empresas que aplica estos protocolos alcanza a tres de cada diez. Y, por último, el sector de actividad.

Las empresas de comercio y reparación alcanzan un porcentaje del 27,6% en protección del conocimiento, frente al 25,6% de las empresas del sector servicios, el 24,1% de las empresas industriales y energéticas, y el 15,8% de las empresas del sector de la construcción.

Como vemos, las empresas de Bizkaia tienen margen de mejora en lo que se refiere a la protección de la innovación y el conocimiento. Si tienes dudas acerca de cualquier aspecto relacionado con la innovación puedes consultar con la Diputación Foral de Bizkaia, sus expertos pueden sugerirte opciones que igual no te has planteado y ayudarte a emprender el camino de la innovación en tu empresa.